NOTAS SOBRE LAS REUNIONES EXTRAORDINARIAS DE LA APM

Solo pueden publicar las cuentas de asambleas verificadas

NOTAS SOBRE LAS REUNIONES EXTRAORDINARIAS DE LA APM

Notapor Asamblea C.Villalba » Sab, 21 Ene 2012, 21:36

NOTAS SOBRE LAS REUNIONES EXTRAORDINARIAS DE LA APM


Este texto, que está CONSENSUADO por la Asamblea Popular de Collado Villalba, es un complemento al texto que ha CONSENSUADO la Asamblea Popular del Nudo de Manoteras, y al que SE HA ADHERIDO la Asamblea Popular de Collado Villalba.

El texto de Manoteras es el siguiente:
"Dado que el debate en torno a las funciones y funcionamiento que debe de tener la APM, aquellas asambleas que apostamos por la misma como espacio de coordinación y no de decisión nos encontramos en clara minoría, desde la Asamblea popular del nudo de Manoteras, nos vemos en la “obligación” de hacer una exposición los más clara posible, de cuáles son los principales argumentos en que basamos nuestra posición al respecto.

Sobra decir, que el presente texto está elaborado desde el máximo respeto hacia los posicionamientos de las diversas asambleas, y únicamente tiene como propósito colaborar a enriquecer el debate en torno a nuestros procesos de organización, discusión y decisión. Es posible que este tipo de debates aburran a no poc@s entre nosotr@s, y puedan llegar a generar cansancio, ansiedad, o prisas, pero no por ello dejan de ser importantes, ya que las formas en que nos relacionamos y organizamos en el debate, la discusión y la toma de decisiones determinan lo que somos, son una proposición política en sí mismas. No nos dejemos llevar por los tiempos que nos imponen los medios de comunicación o los actores políticos tradicionales, marquemos nuestros propios ritmos, y no temamos pararnos a reflexionar sobre las mejores maneras de actuar, sobre las maneras mediante la cuales queremos incidir en la realidad establecida.

En primer lugar, sobre la cuestión de que tipo de espacio debe de ser la APM. Entendemos que la APM debe convertirse en una herramienta de coordinación y difusión de las diversas convocatorias de las asambleas, ocupada en crear una agenda común, de tal manera que no se solapen las diferentes acciones y convocatorias, manteniendo la autonomía de las asambleas locales.

Que l@s portavoces decidan sin el conocimiento de sus asambleas no trae nada nuevo, reproduce la misma lógica parlamentaria a la que nos venimos oponiendo desde un principio; si los parlamentarios no nos representan, porque no dejan que se escuchen nuestras voces, ¿por qué lo harían los delegados que llegan a decisiones vinculantes sin nuestra presencia en la APM?. Evidentemente existe una diferencia en lo que respecta al origen de las propuestas, en un caso las directivas de los partidos políticos, y en la otra, las asambleas locales, pero la gestión de dichas propuestas es la misma: los representantes, en este caso portavoces, se verían obligad@s a generar consensos sin saber que les parece a los miembros de sus respectivas asambleas. Debemos dejar que las propuestas retornen a las asambleas para ser discutidas, y así poder tomar las decisiones de manera democrática. No nos empeñemos en funcionar de cualquier manera, ya que lo que nos jugamos no es poco. En ese caso, que de momento se de prioridad a la autonomía de las asambleas (por el mero hecho de que no venga avalado por la APM, no va a dejar de ser apoyado por aquellas asambleas y personas que quieran hacerlo).

Las convocatorias con vocación más generalista, vendrían en este caso, no de la APM (que tal vez no sea esa su función), sino de las comisiones temáticas interbarrios, donde las personas interesadas por los diferentes asuntos provenientes de las distintas asambleas, toman contacto, y programan las actividades que han de implicar a todas las asambleas
Observaciones sobre la medida de los 4⁄5:

En el proceso de diálogo abierto en la Asamblea popular de Manoteras referente a la toma de decisiones por un sistema de 4⁄5 y a través del consenso alcanzado por tod@s l@s participantes, concluimos:

Que como grupo humano nuestra dinámica de convivencia y decisión ha de contar con el amplio espectro de actitudes, opiniones y posturas de los participantes, sean estos o no mayoría, a la hora de crear marcos comunes de participación y actuación.

Percibimos que un sistema de mayorías podría marginar sistemáticamente a las minorías de pensamiento, sean éstas de cualquier índole, imposibilitando su participación en los mecanismos que habilitamos con la intención de cambiar una realidad que nos atañe a todos, mayorías y minorías.

Creemos a su vez que el marco de interacción entre tod@s en clave de consenso, hace que nuestros procesos de reflexión a la hora de diseñar estrategias tengan un carácter inclusivo a la vez que nos enriquece en líneas de debate a través de la explicación, la creatividad y el consenso.

También queríamos aportar una visión sobre un sistema de 4⁄5 que nos parece relevante, y es la reflexión sobre nuestra sistema de participación actual, que al ser abierto y no poder tener todo
el mundo la misma continuidad, podría dar lugar a grupos de opinión que generen consensos en virtud de intereses particulares.


A su vez pensamos que ésta dinámica establece paralelismos con la práctica parlamentaria actual, y creemos que deberíamos apostar por una nueva forma de interacción entre los individuos cuyo fin a largo plazo sea una inclusión verdadera y una toma de decisiones popular real.

A nuestro juicio para concluir con ésta nuestra reflexión, no nos gustaría que la lucha codo con codo que hemos mantenido tod@s hasta este momento, por la presión externa que recibimos nos haga caer en no tener en cuenta a las minorías con las que hemos compartido procesos, llevándonos a sistemas de mayorías que nos hagan actuar en razón de salir victoriosos de debates siendo nuestro fin derrotar al oponente (lo que equivaldría a una militarización del debate), como actualmente vemos de los que se denominan partidos políticos, y perdamos el objetivo de crear un marco en el que nuestras actuaciones estén basadas en el mutuo entendimiento, la explicación y en un camino compartido de forma integral con tod@s los integrantes de esta nuestra idea de construcción de otra realidad.


Gracias por vuestra atención"





Como argumentario general nos parece correcto y así ha sido consensuado en asamblea, pero desde el equipo de trabajo de Villalba que se encarga de colaborar con la secretaría de la APM, nos ha parecido necesario entrar más en el detalle del debate.

De estas discusiones realizadas en las APMs extraordinarias hasta ahora, se han desprendido ya algunos argumentos concretos de las asambleas populares que desean la opción de una APM de toma de decisiones por mayoría de 4/5. A estos argumentos proponemos contraargumentos igualmente concretos mediante el texto que sigue en cursiva a cada uno de ellos.

Así mismo creemos necesario pronunciarnos sobre determinado tipo de conceptos que se están manejando, y que tienen mucho que ver con el modelo de APM que se debate. Como en el caso anterior, reflejamos nuestra postura mediante cursiva.

Creemos necesario difundir este texto entre las asambleas vecinas para que nos ayuden a enriquecerlo.

Pensamos, también, que si las asambleas vecinas trabajan este texto y, adopten una u otra postura de las que se reflejan en él, se deciden a subir a la próxima extraordinaria de la APM esta resultará tremendamente enriquecida.

Sobre una APM decisoria por mayorías 4/5.

• ARGUMENTOS DE LA OPERATIVIDAD

1.- Cuando se pretende intentar una toma de decisiones por medio del consenso unánime o por consenso con ausencia de disensos, cualquier persona que acuda a una asamblea puede bloquear una propuesta, motivando que suba un disenso a la APM. En resumen, es demasiado sencillo que una sola persona pueda paralizar una decisión de toda la APM, por eso es necesario que nos protejamos del bloqueo continuo mediante un sistema de votación por mayoría de 4/5

(Pero esto no es cierto. El argumento se basa en que no optar por un consenso significa automáticamente que se opta por un disenso.

Hay, por lo menos, tres posibles opciones:
o Consenso.
o No veo, pero no bloqueo.
o Disenso.
A estas hay que añadir “no tratado”.

El hecho de que haya tres posibles opciones obliga a tratar por separado cada una de ellas como una propuesta de consenso por lo que a la hora de que una asamblea suba un disenso a la APM, basta con que un persona de esa asamblea se niegue, para que se bloquee su subida. De haber una postura por defecto, sería “no tratado” cuando todavía se pretende dedicar tiempo al debate o “no veo pero no bloqueo” si la asamblea no se decide por consensuar o disentir de la propuesta.

Así pues, no es tan fácil que se paralice a la APM como entidad de toma de decisiones por consenso unánime o por consenso con ausencia de disensos.
Y aun habiendo subido un disenso, que dado que es fruto del trabajo expreso de la asamblea que lo sube, tiene mucha importancia, la propuesta será realizada por las asambleas que la apoyen, y la APM habrá servido como foro donde se unifica la información y donde se coordinan las distintas sensibilidades, aún siendo opuestas.)


2.- La APM como suma de apoyos no ha funcionado bien hasta el momento.

(La APM no ha funcionado por el propio sistema de comunicación de las asambleas, a través de portavoces de grupos de portavoces de asambleas y sin ningún tipo de apoyo telemático.

Hay tiempo de sobra para tratar todas y cada una de las propuestas globales que se llevan a la APM, para lo que no hay tiempo es para tratar todas las actividades que se realizan en las asambleas

El mal funcionamiento de la APM ha sido fruto de una mala gestión, no de la naturaleza decisoria o no de la misma).


3.- Una APM decisoria por 4/5 tomaría decisiones más rápido. Generaría unidad en el movimiento y, por tanto, haría más fuerza.

(Un sistema de mayorías de 4/5 después de 3 subidas y bajadas de disensos y reformulaciones no parece precisamente rápido ni ágil.

Para tomar decisiones más rápido tampoco es tan importante el modelo de toma de decisiones, lo importante es que la información sea transmitida, clasificada y debatida con toda rapidez y diligencia.)


• ARGUMENTO DE LA IMAGEN/FORMA

1.- La imagen que damos a la sociedad es confusa. No tenemos forma precisa, por lo que la gente no nos conoce.

(La imagen que damos a la sociedad es exacta. Tratar de dar una imagen cualquiera fuera de lo que se exterioriza por sí mismo es, por principio, mentir.

No es confuso mostrar que no hay trampa ni cartón: si nuestro terreno natural son las plazas, donde se debate, esa es nuestra imagen, la del debate en las plazas. Para que haya debate, debe haber diferentes opciones. Si no respetas a todas, por pequeñas que sean, cada votación supondrá pérdida de fuerzas, pues al que no se respeta, se echa de las plazas. Cada decisión tomada por 4/5 deja de respetar a una minoría formada por asambleas enteras, de hecho puede ser el 20% de las asambleas. Gente que ha subido un disenso tras tratarlo como tal, y que ha consensuado subirlo. ¿Hacer eso es menos confuso? En realidad, hacer esto daña nuestra imagen.

Son los partidos políticos los que necesitan que tengamos una “imagen” más exacta. Una imagen se puede ridiculizar, una imagen se puede atacar, una imagen se puede criticar. No es ventajoso a priori tener una imagen precisa. Nosotros no necesitamos una “imagen”, porque no estamos pidiendo el voto a nadie. Pero, si intentan ridiculizar la que tenemos, ridiculizarán al pueblo, e irá en detrimento suyo.)


2.- No tenemos forma precisa, por lo que la gente no nos conoce.

(En cuanto a la forma, tenemos forma, la de los pueblos y las plazas, es la misma forma de la sociedad, si se nos ataca, se ataca a la sociedad. Si se nos impide acudir a las plazas, se impide acudir a cualquiera. No necesitamos más forma que esa.

Tener forma. Unos “brazos”, una “cabeza” es un error. Una cabeza se puede cortar, pero aquello que no tiene cabeza, es inatacable. Unos brazos pueden atarse o inutilizarse. Pero aquello que tiene miles de brazos es imposible de maniatar.

La única forma que necesitamos es la de un esquema sencillo y fácilmente reproducible pase lo que pase y se esté donde se esté.)



Sobre los representantes.

Se ha dicho que es necesario que las asambleas den a sus enlaces poder de representante. Poder de tomar decisiones en nombre de la asamblea, que vinculen a la misma.

(Hacer esto significa una tarea muy especializada, una tarea que dificulta la rotación, que da, por tanto, a la persona que la realiza, un poder sobre la asamblea que crece con el tiempo.

El punto medio entre un representante y un mero portavoz es dar al portavoz capacidad de reformulación no firme. Significa que los portavoces reunidos en asamblea, que conocen a sus asambleas, reformulan y consensuan entre todos, de manera que baja en mismo texto a todas las asambleas. Sin embargo, antes de que dicho texto sea tenido en cuenta, debe ser tratado y ratificado por las asambleas a las que baja. Quizá sea la combinación más ventajosa entre operatividad/horizontalidad.)


Sobre las asambleas.

Hasta el momento, el individuo protagonista de las APMs son las asambleas populares de barrios y pueblos.

(Sin embargo, aprovechando que las extraordinarias son abiertas, y que ha venido gente de varios sitios, que han dejado su opinión tras ellas, queda claro que las asambleas son un sujeto que se queda corto de miras en muchos aspectos. Tanto por falta de experiencia en campos concretos como por tener poca amplitud de miras. Las asambleas de tipo global como la APM necesitan la asistencia de todas las asambleas transversales que tengan un mínimo de importancia. Importa, como mínimo, su inclusión en el aspecto propositivo.)

Sobre la necesidad de quórum

El hecho de que se admita la posibilidad de una votación hace necesario establecer un quórum mínimo para que una votación dada sea válida, representativa de la APM. Esto hace necesario, a su vez, un censo de asambleas y una estructura de tipo burocrático para dar fiabilidad a las decisiones tomadas.

Se ha pensado en la posibilidad de admitir como quórum la media de la asistencia de las dos anteriores y modelos similares.

(La exigencia de un número mínimo de asambleas participantes puede suponer una traba importante para que se puedan realizar asambleas de la APM de tipo decisorio. Cuando la participación está disminuyendo, exigir un quórum como media de la participación de las dos asambleas anteriores puede hacer imposible la celebración de la asamblea decisoria.

Supone que puede haber decisiones que no salgan adelante porque las asambleas que no quieren que salgan adelante dejan de acudir, por cálculo, a la APM donde se vaya a decidir. No fomenta el debate. La existencia de semejante burocracia abre el terreno a la especulación y a las maniobras poco transparentes. )
Avatar de Usuario
Asamblea C.Villalba
 
Mensajes: 57
Registrado: Jue, 15 Sep 2011, 17:51

Volver a COMUNICADOS OFICIALES DE ÁMBITO REGIONAL

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron